5 de abril de 2013

Y... ¿Qué culpa tuvo aquella niña?


Nació un 2 de Mayo en la tierra del mediterráneo. Fue la pequeña y quinto hijo que llegó a una familia ya formada. Cuatro hermanos con edades muy superiores a la suya, no fue el hermano pequeño al que todos cuidan y miman, pues todos pedían un pedazo de lo que les correspondían y no estaban dispuestos a dar nada de sobra. Lleno de afecto e ingenio, encontró de todo menos el calor del amor, cuanto más calor necesitaba más frío sentía.

Los años pasaron y la sonrisa de aquel bebé se iba apagando. Un niño nace con mucha energía, y el vínculo con el exterior son sus padres y hermanos mayores, ese vínculo, era como un agujero de fácil pasaje en el inicio, que se iba estrechando en su final, sin haber salida.

¿Cómo es posible que un niño, desde su ser más temprano, crezca con la sensación de no ser deseado y posteriormente hacer desdichado a su entorno? ¡Ella no pidió nacer! ¿Cómo es posible que echen la culpa a un chiquitín del problema que hay entre los adultos?

Desde pequeña la etiquetaron y en sus mentes no la dejaron crecer, porque esa niña, que un día vieron sus ojos, se hizo mujer y luego madre. Pero qué más da si no les interesa su conversación, lo que ella sabía o pudiese aportar, no era interesante, pues era aquella niña, que salía corriendo de las comidas familiares para refugiarse en el cuarto de baño para poder llorar. Ni la preguntaron ni una vez por qué se sentía mal. Pensaron que fue una de sus locuras o llamémoslo niñerías, pero nunca encontró el consuelo desde el principio de sus días ni de sus más cercanos recuerdos de su dolor. Y piensa, que duele mucho el aceptar el error de uno mismo y por eso es mejor no saber la verdad, pues en lo superficial está lo perfecto y la felicidad, y el que sufre; que con su agonía se quede.

Y... ¿Qué culpa tuvo aquella niña?

google modificada
Fragmento del libro: su historia antes de nacer 
Autor: Acm

3 comentarios:

  1. Buff... Que triste y a la vez que bien escrito.

    Un besote ACM

    ResponderEliminar
  2. Gracias vecino;-)

    ¿Cuántos niños crecieron en la sombra con su talento despojado?

    El entorno es muy importante para fomentar unos cimientos de una autoestima sana.

    Me voy despojando de la timidez y poder ir mostrando, poco a poco, fragmentos de aquel libro que hice y guardé.

    Gracias vecino ;-)

    ResponderEliminar
  3. ... me has puesto los pelos de punta... y enfrentado con uno de mis mayores inquietudes... que es, siendo tan consciente de la importancia de un entorno infantil, conseguirlo....

    Sigue despojándote de tu timidez, porfavor...

    ResponderEliminar

Anímate y déjanos tu comentario, nos ayuda a crecer.

 
El Hogar de las Emociones. Blogger Template by Ipietoon Blogger Template