13 de abril de 2013

Mi despedida estando en coma


Voy a compartir con vosotros mi primera poesía, escrita en el año 1989.

Mi despedida estando en coma

Adiós mi amor adiós,
nada más y nada menos,
que te puedo dar esta despedida,
que a la vez; es dolorosa para los dos.

Pero ya no puedo seguir luchando,
mis fuerzas van disminuyendo,
y ya me queda menos
para cerrar los ojos,
y no volver más a ver y a oír este mundo,
injusto y maravilloso.

Adiós mi amor adiós,
tú y yo hemos recorrido
una larga travesía de amor,
y debajo de un puente nos juramos
¡siempre juntos!

Pero esta vez fui yo la que te fallé,
no importa, yo te esperaré
en el mundo perdido
donde las almas se vuelven a encontrar,
en el que podremos seguir juntos,
pero esta vez para siempre.

Adiós mi amor adiós,
si me resultas infiel,
será un gran golpe para mí,
ya que mi amor te pertenecerá
para siempre, y tú lo despreciarás.
Hoy no has venido a verme,
¿qué te ha pasado?
Si pudiera hablarte,
si pudiera moverme,
pero todo es inútil.

¡Yo soy para ti como una estatua,
y tú para mí esa voz encantadora!

Pero no puede ser,
tú ya no vienes,
¿no me quieres?
Me estoy muriendo  y necesito tu voz,
que es como una vitamina para mí.

Pero es demasiado tarde, ya me muero,
muero por ti y por nuestro amor,
y tú dirás que morí por un accidente,
¡eres un ignorante!

Adiós mi amor adiós,
muero por ti,
muero por nuestro amor.

Ana Carmen Moruga, Madrid 1989

foto: google modificada


0 comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y déjanos tu comentario, nos ayuda a crecer.

 
El Hogar de las Emociones. Blogger Template by Ipietoon Blogger Template