29 de abril de 2013

Me siento perdido


Los días de un emprendedor, suele ser un continuo vaivén, sobre todo en los comienzos. Cuando aún, no has arrancado, dudas sobre todo y por todo.

Nadie parece entender lo que tu sientes, lo que tu corazón, tu cuerpo y tu mente están gritando, no ahora, si no hace mucho tiempo, que lo que tienes entre manos vale la pena luchar por ello, por intentarlo, independientemente del resultado.

Cuando no es por falta de recursos, has escuchado por enésima vez, lo duro que es todo, lo difícil que resulta, lo torpe que eres, la poca credibilidad que tienes para lo que sea....

Y es normal tambalearse, sentirse perdido entre tantas sacudidas, entre tanta incomprensión, y entre tanta dificultad. Por que en definitiva solo pides que crean en tu sueño, en que te den una oportunidad, que te comprendan, que te valoren, ¿que te quieran?

Pues nada, es lo que hay, bienvenido al mundo de la consciencia, en donde estas descubriendo que lo que has aprendido es nada, comparado con todo lo que te queda por aprender. Que no todo es el dinero, ni el trabajo, ni el tiempo, ni los recursos, si no que también, de manera importante y sorprendente, la emoción, forma parte de todo lo que estamos

Mi mejor consejo, aquel por el que no deberías dejar de pasar, es el siguiente: No olvides lo más importante al comienzo de todo. TÚ.

Y para eso lo primero que tienes que hacer es empezar a creer en ti. Aprender a trabajar en paralelo contigo, con tus emociones y tus recursos físicos.

Mi segundo consejo, si llevas más de tres meses dándole vueltas, y no acabas de arrancar, por favor, recurre a alguien que sabe de esto. No de negocios, si no de dar valor a las personas, a potenciarlas, a descubrirte las puertas que tienes en tu interior, a darte opciones. 
Es la mejor inversión que puedes hacer en estos momentos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y déjanos tu comentario, nos ayuda a crecer.

 
El Hogar de las Emociones. Blogger Template by Ipietoon Blogger Template