5 de noviembre de 2012

Tierras atopadizas















Tierras atopadizas éstas. Entre casas de piedra, galerías de madera, azules y terrosos, se abren un mundo que cobra su propio ritmo de vida, un ritmo en el que todo cabe.



Doradas tierras las de este lugar. Dorados entre verdes. Y en esta última visita además, se han incorporado , unos atezados, que despuntan el otoño.



Juegos tradicionales, pintura y música, se mezclan con la naturaleza dando lugar a un seductor horizonte.
Caballos, zorros, corzos, todos en su estado puro deambulan junto a ti en los paseos por estos áureos paisajes.













Sus gentes agradables te saludan al pasar. Los ves una y otra vez. Los ves en sus paseos.
ESTÁN EN TUS PASEOS.













La bicicleta, amiga inseparable en este lugar, avanza por los montes mientras el sol se esconde entre unas nubes plomizas.
La tierra está lanzando un mensaje, la lluvia está cerca. Una breve pero intensa tormenta ha empezado.
















Después de la lluvia, se abre el lugar aún más bello, que nos brinda otra forma de verlo.
Turienzo, el riachuelo, está empezando a abandonar el espacio que le legó su madre. Pero si te das prisa, aún puedes llegar a ver restos de su belleza.



Tierras en las que el cielo no es el mismo y las estrellas parecen poder tocarse, piensas que puedes estirar el brazo para coger a Vega y suavemente llevártela a la cama a compartir con ella tu sueño.
Imagen incapturable que descansa en la mente. Todo un balcón abierto al cielo.

-¡Es atopadizo este lugar! oigo por primera vez. 
Busco su significado. Cierto, me digo, no hay un atributo mejor que se le pueda conceder a estos lares.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y déjanos tu comentario, nos ayuda a crecer.

 
El Hogar de las Emociones. Blogger Template by Ipietoon Blogger Template