5 de octubre de 2012

Un hijo avergonzado.

¡Hola a tod@s  hogareños!

¡Hoy me estreno en este blog como Colaboradora  y que mejor que hacerlo con un cuento para reflexionar! Espero que os guste.

UN HIJO AVERGONZADO

Mi madre tenía un solo ojo. Y eso me avergonzaba. Un día en la escuela se acercó a saludarme y a partir de entonces, mis compañeros se burlaron de mi: ¡Ahí viene el hijo de la tuerta!, decían.
Me enfadé tanto, que le dije: ¡Si solo vas a hacer de mi un hazmereír, por que no te mueres! Ella no respondió.

A partir de este momento, quise alejarme, me fui a estudiar a otra ciudad y me case iniciando una vida  lejos de ella.

Pasados los años, recibí una visita. Abrió mi hija la mas pequeña y escuché un grito:
- ¡Una tuerta Papá nos quiere robar!
Los mas grandes al salir a ver lo que pasaba, empezaron a burlarse de ella, la cogí del brazo y la llevé a un lugar aparte y le dije:

- ¡Vete de aquí, ahora! ¿No te cansaste de hacerme la vida infeliz a mí, que ahora vienes a mí casas a asustar a mis hijos?  ¡Vete no te quiero ver!

Pasaron los días y algo se removía en mi interior. Me acerqué a mi viejo barrio. Mi antigua casa estaba vacía, una vecina al verme se acercó y me entregó una carta que decía:

"Querido hijo, se que fui una vergüenza en tu vida y por eso te alejaste de mi, perdóname por no ser la madre que hubieras querido. Cuando tenias tres añitos tuviste un accidente y perdiste un ojo, como no quería que los otros niños se burlaran de ti, decidí darte el mío."
Me alegra saber que tienes una familia e hijos, y me siento feliz porque pude verlos y disfrutarlos con el ojo que te regale".

-¿Ella me dió su vida y un ojo y yo que le dí?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y déjanos tu comentario, nos ayuda a crecer.

 
El Hogar de las Emociones. Blogger Template by Ipietoon Blogger Template