25 de julio de 2012

Café


Ya os imagino como zombis recorriendo el pasillo hacia la cocina, con el andar pesado, los ojos medio cerrados, deseando mentalmente que no se interponga nada en vuestro camino (y os machaque un pie descalzo), y soltando quedamente por vuestra boquita eso de... "CAaaa FeeEEE!!!"...

jejejeje.

Lo confieso, yo también soy de esos...

Y mira que me gustaría levantarme al estilo spot publicitario, musica, fanfarrias, sol amable, etc... perooooo... va a ser que no...

En fin, volviendo al tema, hoy mientras saboreaba mi café, y encendía mi primer cigarrillo de la mañana (ya se que dije que iba a dejar de fumar, y os aseguro que no se que carajo hace en mi mano), me he dado cuenta como ciertos elementos conforman unos rituales (hábitos),  que no somos conscientes de ellos, que hemos ido creando, y que desencadenan una serie de actos "automáticos"... En este caso para mi, el querido café mañanero.... su olor, sabor, me hacen encender un cigarro.... 

Pero también el lugar, la cocina, también la hora, "la fresquita", el momento "pa' ti".... En fin... ya veis, el cigarro ha llegado y nadie sabe como ha sido... 

Pero sí, hay unos factores que influyen, si los piensas, los modificas o controlas... apuesto a que podemos controlar ese habito....

Mañana, toca infusión, en el salón, y con un libro... Voy a romper ese habito... Ya os contare...

Saludos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Anímate y déjanos tu comentario, nos ayuda a crecer.

 
El Hogar de las Emociones. Blogger Template by Ipietoon Blogger Template